'Vivienda, la oportunidad del sector inmobiliario en el nearshoring': Gustavo Tomé Velázquez

Fecha de Publicación : 16/01/2023

El crecimiento en la demanda de espacios industriales se ha convertido en una gran oportunidad para dinamizar la economía mexicana.

La popularidad de México como un territorio sumamente atractivo para la reubicación de los centros de producción de las empresas sigue en aumento. La cercanía con uno de los principales mercados en el mundo, Estados Unidos, es una de las razones por las que compañías globales buscan trasladarse a territorio nacional. Pero este fenómeno, mejor conocido como nearshoring, tiene sus retos, entre ellos el de la vivienda para la fuerza laboral.

De acuerdo con el especialista en el sector inmobiliario, Gustavo Tomé Velázquez, el crecimiento en la demanda de espacios industriales se ha convertido en una gran oportunidad para dinamizar la economía mexicana. Sin embargo, existe una carencia de vivienda que atienda la necesidad residencial de los trabajadores de las plantas, lo que puede convertirse en un problema si la industria no responde adecuadamente.

“Si bien, en este momento, los hoteles se han convertido en los hogares de trabajadores, la realidad es que se requieren inmuebles de uso habitacional para instalarse en México y, actualmente, hay mercados que no están teniendo desarrollo de vivienda. Esto, sin duda, podría afectar en la llegada de nuevas inversiones”, explica Tomé Velázquez.

Según cálculos de la firma de análisis inmobiliario, Softec, por cada 3 metros de espacio industrial que se demanda en el país, se genera la necesidad de una vivienda. Es decir, si actualmente se requieren al menos 3,000 metros cuadrados de plantas, entonces se deben construir al menos 120,000 espacios residenciales.

Menos viviendas en el norte, el reto

En el fenómeno del nearshoring, las ciudades que están en la mira de las empresas internacionales son Tijuana, Ciudad Juárez, Monterrey y Ciudad de México, por lo que son las que requieren mayor atención en lo que respecta a generación de viviendas.

Pero, de acuerdo con el Registro Único de Vivienda (RUV), de enero a octubre de 2022, la edificación de espacios habitacionales cayó 17.29 % anual, siendo Chihuahua el estado con más impacto con una caída de 27.3 %.

“Tanto empresas como colaboradores buscan que su lugar de trabajo esté cerca de su hogar, por esto es importante la generación de viviendas en estas ciudades clave. Pero sobre todo de espacios residenciales de bajo costo, ya que hay ciudades donde el precio de los inmuebles se elevó, restando oportunidades de inversión”, detalla Gustavo Tomé Velázquez.

Por ejemplo, datos del Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) revelan que en Nuevo León los precios de las viviendas registran un alza anual de 8 % en comparación con el costo promedio de las casas en los estados del norte. Esto, según el RUV, ha provocado una caída en la construcción de espacios residenciales de 20.8 %. Además, se espera que estas cifras no mejoren, al menos no a corto plazo, ya que los materiales de construcción siguen estando caros.

”El nearshoring está empezando en México, pero ya está dejando sus primeros resultados, por ello es importante asumir los retos que este fenómeno conlleva para asegurar las oportunidades de inversión, sobre todo en el norte del país, que se vislumbra como el polo más atractivo para las empresas globales”, menciona el experto.

En lo que respecta a industria inmobiliaria, agrega Tomé Velázquez, es necesario impulsar el establecimiento de la construcción de casas y el otorgamiento de créditos para satisfacer la demanda habitacional. Esa es la clave.

Fuentes:


¡Manténte informado de las mejores ofertas y noticias!
Ingresa tu correo electrónico Enviar